Javier Padilla

El blog de Javier Padilla

thehatch

Cofundador de Nabumbu, El Desmarque y otras historias. Programé mi primera web en 1997 y, desde entonces, diseño, programo, escribo y hago marketing online decentemente.

Biografía de Javier Padilla

Nací el 7 de marzo de 1977 en Sevilla y, desde muy pequeño, ya mostré curiosidad por cómo funcionaban todas las cosas de mi entorno en el barrio Alto de San Juan de Aznalfarache. Mi padre, una de mis inspiraciones a la hora de trabajar, me sentaba junto a él mientras construía cosas en el taller de electrónica que improvisaba en cualquier rincón de casa. Le recuerdo con pocos años recorriendo de rodillas planos de rotativa desenrollados que ocupaban un pasillo bien largo. Si era de noche, cogía la linterna para ver y concentrarse mejor. Lo dicho, un ejemplo.

La electrónica me apasionó desde los 3 años. Con esa edad vi estallar el primer condensador y aprendí la equivalencia de las rayas de colores que rodean el cuerpo de las pequeñas resistencias. Como vivía en un barrio peligroso no salía demasiado a jugar con otros niños. Por ello no tuve más remedio que aprender a leer, escribir y mejorar mi ortografía con 4 años. Eso me servía para recitar a mi madre de memoria la parrilla de TV que me estudiaba cada mañana leyendo el ABC.

Pronto me di cuenta que la electrónica requería mucho esfuerzo para diseñar una nueva funcionalidad. Por suerte para mí aparecieron los ordenadores. Esos “autómatas programables de propósito general” influyeron en mi forma de ver la vida. Con 7 años ya realizaba mis pequeños programas en Basic. Sin descuidar los estudios -aunque solo sé estudiar de verdad el día antes- comencé a forjar la creencia que hoy en día da alas a mi curiosidad continua: no hay nada imposible.

Mi habilidad especial es bien tonta: conectar rápidamente en el cerebro las cosas. No soy especialmente bueno en nada más.

Comencé a estudiar ingeniería industrial. No aprobé nada porque opté por conocer mejor el campus universitario, acudir a todas sus fiestas, aprovechar las horas de conversación filosófica en los cubículos de estudio y disfrutar cogiendo en la biblioteca libros de materias que nada tenían que ver con lo que se daba en las aulas. Al año siguiente me fui a Ingeniería Informática. Aprendí mucha informática porque no iba a clase y me quedaba todo el día en el Centro de Cálculo. Así aprendí a hacer páginas webs en 1996 y a manejar Unix, colgar servidores y otras cosas más. Apasionante para todos menos para mi padre, que ya me dijo aquello de “Si no quieres estudiar dímelo y deja de tirar el dinero”.

Yo quería estudiar, pero no sabía el qué. Acabé licenciándome en Periodismo sin esfuerzo y con buenas notas. No tiene mérito, creedme. La dificultad de la carrera comparada con cualquiera de ingeniería es insultantemente baja. De hecho, saqué primero y segundo con muy buenas notas, y bajé algo en tercero y cuarto porque ya estaba trabajando de prácticas en el departamento de diseño y maquetación de ABC. Acabé la carrera y ya estaba trabajando. Por un sueldo muy malo, sí, pero trabajando y aprendiendo mucho con grandes profesionales.

Un año después de acabar la carrera (2002) me llamaron para dar clases de Tecnología de la Información en la universidad a estudiantes de Periodismo. Eso se me daba bien. Ahí estuve 5 años. Compaginar ABC con las clases y con algunos proyectos más era agotador. De hecho, en marzo de 2007 estuve una semana en el hospital. Me pasaron por todas las máquinas de rayos, me hicieron análisis, etcétera. “Usted no tiene nada más que un cuadro de estrés y ansiedad, así que debe relajarse”, me comentó un psiquiatra con una sonrisa.

Ok, lo admito, ni era tan fuerte como pensaba, ni es saludable dormir 4 horas diarias durante mucho tiempo. Da igual lo joven que seas. Un año antes de todo eso había montado con cinco amigos El Desmarque. Básicamente necesitaba una empresa que me diera la oportunidad de poner en práctica mis conocimientos de Internet. El “experimento” fue un éxito y en menos de un mes se habían alcanzado las 10.000 visitas diarias. Hoy hay 51 colaboradores, sedes en Huelva, Sevilla, Málaga, Cádiz, Bizkaia y Asturias, y un plan de crecimiento apasionante.

En 2007 entro como Director Técnico en el Departamento de Internet de ABC de Sevilla, tras 8 años diseñando miles de páginas, haciendo cientos de infografías y redactando cientos de páginas en secciones como Andalucía, Economía, Cultura o Agricultura. A Internet llegué con el reto de multiplicar la audiencia por 5 en poco tiempo. Y lo hicimos. Fue gracias al fenomenal grupo con el que trabajaba. Eso no quitó que el desgaste fuera enorme. Así que al final opté por dar rienda suelta a mis sueños y mirar por mi salud. Abandoné ABC de Sevilla en mayo de 2011, dejando allí a grandes profesionales y amigos.

En 2003 había fundado 3dsignia con Amparo Baca. En realidad hasta 2006 había estado como autónomo operando con ese nombre, y ya en 2006 se convirtió en Sociedad Limitada. Compramos un local para montar una oficina sin pensar demasiado (nada de lo que he hecho ha estado demasiado pensado…aunque siempre ha tenido un motivo) y la cosa fue creciendo poco a poco.

En enero de 2010 enseño el primer borrador de Moodyo a Álex Guerra. Rápidamente acordamos trabajar juntos en el proyecto en el que llevamos embarcados ya un tiempo y al que se han ido uniendo más personas. También creamos Twissues y Bodypassport por el camino. Y seguiremos creando muchas cosas más. La lista de ideas es enorme y el equipo que tengo es sensacional.

En medio me han dado algunos premios que venían a reconocer que servidor trabaja duro. Uno de los que más ilusión me hizo fue el de la Asociación de la Prensa de Sevilla. Fue la primera vez que en lugar de dárselo a una empresa se lo dieron a una persona. Feliz porque los compañeros reconozcan tu esfuerzo. También he dado (y doy) charlas por algunas universidades y, de vez en cuando, me llaman para dar algunas clases en másters. Así no me aburro.

Mirando atrás, hay algo que me diferencia de quien no hace nada por cambiar su “destino”: dejarme llevar por la curiosidad. Querer saber más cada día, comprar un nuevo libro de analítica, programación, ciencia, música, cultura… cada poco tiempo, o unirte a aquellos de los que realmente vas a aprender es fundamental para mantener el espíritu vivo. Me encanta aprender y espero seguir aprendiendo mucho cada día. Este blog será un espejo del camino que siga mi curiosidad.

Summary
Photo ofJavier Padilla
Name
Javier Padilla
Nickname
(elpady)
Website
Job Title
CEO de Moodyo. Periodista, Diseñador y Programador. Músico en los ratos libres. Emprendedor por necesidad
Company
Moodyo Enterprises

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies