Volver a NY

Volveré a tus calles el 18 de julio. Pegaré la cabeza al cristal del taxi nada más llegar para no perder ni un minuto de tu magnetismo ni de tu capacidad para hacer soñar a las personas. Nueva York no es una ciudad, es una actitud ante la vida. Una carrera que cada uno entiende de una forma. No caben los lamentos ni la autocomplacencia; soñar para luchar y luchar para soñar en la urbe que, paradójicamente, nunca duerme. Como Alicia Keys en Empire State of Mind, me gusta pensar que si alguien puede hacerlo allí podrá hacerlo en cualquier sitio…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.