Javier Padilla

El blog de Javier Padilla

thehatch

Cofundador de Nabumbu, El Desmarque y otras historias. Programé mi primera web en 1997 y, desde entonces, diseño, programo, escribo y hago marketing online decentemente.

Chef, una película hecha para promocionar Twitter

Cartel promocional de la película 'Chef'

Cartel promocional de la película ‘Chef’

Anoche fui a ver ‘#Chef’, una película que trata sobre un cocinero (Jon Favreau) que tiene problemas con su jefe (Dustin Hoffman), con su hijo (Emjay Anthony) y con su ex mujer (Sofía Vergara). Por si esto fuera poco, entra en liza un bloguero gastronómico (Oliver Platt) que termina por completar el cuadro. La película es simple, predecible y, la verdad, poco recomendable para gastarse en ella 7€. Me llamó la atención, sin embargo, el uso que se hace de Twitter en la cinta. De hecho, me cuesta mucho pensar que no se trate de un “encargo” de la empresa fundada por Jack Dorsey a la industria de Hollywood.

La moda de las películas sobre Internet

A diferencia de obras más “históricas” como ‘Piratas de Silicon Valley’, ‘Jobs’ o ‘La red social’, las películas como ‘#Chef’ utilizan una trama común en la que se meten -a veces con calzador- las bondades de Internet y, lo más importante, los servicios y la cultura de algunas de sus empresas. ‘Los becarios’ (Google), ‘Sex Tape’ (Apple, Youporn, la nube y los vídeos caseros) y ahora ‘#Chef’ (Twitter y, en segundo plano, los egobloggers), son algunas de las que nos han ofrecido en los últimos 12 meses.

En el caso de ‘#Chef’ uno sale de la sala pensando que ha visto una de esas ‘tv-movies’ de sobremesa que, antes del inicio, te lanzan aquello de “basado en hechos reales”. Y, segundo, es complicado abandonar el cine sin pensar que Twitter ha creado una película destinada a “traducir” su servicio al común de los mortales. Dicho de otro modo, es un ejercicio de branded content en el que no sabemos si Twitter ha tenido algo que ver pero, de no ser así, la firma que dirige Dick Costolo debería estar más que agradecida a la productora.

#Chef o cómo utilizar Twitter para sacar partido a tu negocio

En los 115 minutos que dura la película, da tiempo para exponer lo siguiente:

  • Todo blogger tiene Twitter para interactuar con su audiencia.
  • Tu nick es probable que no esté disponible al intentar registrarte, pero puedes añadirle algo sobre tu ocupación y listo.
  • Con un poco de interacción puedes conseguir cientos de followers en cuestión de horas.
  • Vine es un servicio para subir vídeos de 6 segundos.
  • Etiquetar tuits con la localización y añadir una foto aumenta las posibilidades de interacción.
  • Tu niño ya está en Twitter así que déjate guiar por él.
  • Se pueden hacer publicaciones virales que llegan a la audiencia rápidamente sin mucho esfuerzo.
  • Existen los hashtags. De hecho, el título de la película lleva uno.

Parece una tontería, pero si yo tengo una pyme de cualquier tipo y no conozco Twitter saldría del cine con cierta indiferencia en cuanto a la película pero absolutamente motivado para abrir mi cuenta en la red de microblogging.

¿Por qué? Porque el protagonista es un tipo que se queda sin trabajo tras discutir con un bloguero gastronómico y, gracias a Twitter, es capaz de captar nuevos clientes allá donde va. Con unos simples tuits en el momento adecuado, el cocinero se planta en más de 20.000 seguidores una cifra “que te puede permitir sacar contratos”, tal y como le indica una publicista.

El hijo del protagonista juega un papel fundamental en la película. Él introduce al padre en Twitter y le explica la mecánica básica de la plataforma. Además, se convierte en el pequeño responsable de marketing de “El Jefe”, una empresa cuya sede es una camioneta que vende comida allá donde para. La ruta que recorren por Estados Unidos se va comunicando con antelación por Twitter. Como su comida se hace popular por estar muy rica, la marca se extiende rápidamente, creando expectación allá donde va.

Pero no es oro todo lo que reluce. En primer lugar, alcanzar 1.000 seguidores en 24 horas no es tan sencillo -salvo que consigas entrar en conflicto con un egoblogger que retuitea tus insultos- y, segundo, tras todo ese ejercicio de “tuiteo amateur” hay un productazo: la comida que cocina el chef. Sin ese factor no habría trama.

Si se ve la película con una mirada crítica, se encuentra que ‘#Chef’ es una manual sobre cómo sacar partido a Twitter y Vine orientado a pequeños comercios. Lo demás, como he comentado al inicio, es previsible y, por momentos, aburrido.

Y sí, soy un coñazo cuando voy al cine, pero también lo soy cuando voy a una discoteca, restaurante, tienda de ropa… La curiosidad es lo que me mueve y eso te convierte en espectador activo. Recuerda: programa o sé programado.

Summary
Review Date
Reviewed Item
#Chef
Author Rating
31star1star1stargraygray

Author: Javier Padilla

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies