Sobre Periodismo y Robótica

De todas las negaciones del ser humano, aquellas que se vinculan a la incapacidad del mismo para crear máquinas más avanzadas que él son las que más me fascinan. Suponen la aceptación del hombre como creación perfecta, y eso, lejos de ser una realidad, incluye una absurda contradicción: nuestro cerebro es inmejorable así que, ¿cómo no va a poder crear algo mejor que él? Continue…

Carta abierta a los ‘fandroids’ que no me entienden

He tenido a lo largo de mi vida unos 16 PCs de sobremesa. Los tres primeros fueron Amstrad (CPC 472 —tenía 8KB más de ROM que los normales—, un PC1640 y un 2086) y los siguientes, hasta el actual, fueron clónicos. En muchos casos eran máquinas montadas por mí mismo en los años en los que al Intel 486 había que añadirle un coprocesador matemático para que 3DStudio R2 —no existía aún el MAX— pudiera hacer un render sencillo en menos de 10 minutos (hoy lo haría en un segundo con iluminación global, anti-aliasing del bueno, sombras complejas…).

Mi primer ordenador

Mi primer ordenador

Continue…

Mi amigo no es un mendigo

De pequeño era algo díscolo. Creaba estilo con su forma de vestir incluso antes de que Kriss Kross pusiera de moda aquello de llevar la trasera del pantalón hacia delante. En la década de los 90, cuando estábamos en el instituto, era habitual escuchar que había pintado esta o aquella pared. Intentaba desarrollar su propio estilo como grafitero en los ratos en los que no patinaba o se rodeaba de gente “malota” para fumar unos canutos.

Pero siempre fue un tipo entrañable.  Continue…