Javier Padilla

El blog de Javier Padilla

thehatch

Cofundador de Nabumbu, El Desmarque y otras historias. Programé mi primera web en 1997 y, desde entonces, diseño, programo, escribo y hago marketing online decentemente.

Cómo utilizar Snapchat y no morir en el intento

Snapchat es una herramienta de comunicación de una a varias personas que tiene una característica que lo ha convertido en popular entre adolescentes: los “snaps” se borran cuando son visualizados y tienen una duración corta. Dicho de otra forma, si un joven quiere enviar algo comprometido a una amiga sin que queden huellas tras la visualización, Snapchat es una opción muy popular.

De manera creciente las marcas quieren emplear Snapchat en su estrategia de marketing. Suena tentador. Sin embargo, hay una barrera interesante con esta herramienta: su curva de aprendizaje.

No es que Snapchat sea difícil, es que es distinto. A diferencia de otras apps, cuando arrancamos ésta por primera vez tenemos la sensación de estar ante algo muy nuevo, con una usabilidad no estándar y eso, unido al hype que atesora esta aplicación, son factores más que suficientes como para crear una guía básica de uso.

El origen: el “Snap

Snapchat se compone de distintas unidades de comunicación:

  • Snaps – Fotos o vídeos rápidos (10 segundos como máximo) que se pueden mandar a tus amigos. A los usuarios jóvenes les encantan porque se autodestruyen y eso permite tener conversaciones más “íntimas”. Encontrarás los snaps deslizando hacia la parte derecha (o sea, yendo a la parte izquierda que está oculta).
  • Historias (Stories) – Las personas comienzan a publicar sus snaps para que los puedan ver otros usuarios en forma de “historia”: una serie de momentos que no se destruyen automáticamente hasta que pasan 24 horas (pero se destruyen). Para ver las historias de tus amigos, desliza la pantalla hacia la izquierda (en este caso, para ver la parte derecha).
  • Conversación (Chat) – ¿Necesita explicación? Chats uno a uno, como los de toda la vida. ¿Como los de “toda la vida”? No, estos se destruyen cuando sales del hilo de conversación y lo hacen para siempre. Al igual que los snaps, las conversaciones se hallan en el lado izquierdo de la pantalla principal.
Esquema de uso de Snapchat

Esquema de uso de Snapchat

Al igual que ocurría en los inicios de Twitter, lo ideal es husmear un poco al principio para ver qué hacen los demás. Snapchat no es un servicio que pueda ser entendido fácilmente en dos o tres minutos, como puede ocurrir con WhatsApp. Y tiene que ser así, porque parte de su éxito lo encuentran los teenagers en lo críptico que parece el sistema para sus padres y parientes de mayor edad.

Lo primero que vamos a hacer es encontrar a otras personas.

Tu app de Snapchat, como todas, se abre con la cámara enfocando lo que tienes frente a ti, rodeada por una serie de iconos que no son, precisamente, muy descriptivos. Así que vamos a ponernos manos a la obra.

Desliza la pantalla hacia abajo para ver lo que se oculta arriba. Efectivamente, es tu perfil de usuario.

Ahí verás tu avatar, metido por defecto en la silueta del fantasma que sirve de logo a Snapchat y unos puntitos negros que sirven para codificar tu identidad y que otros te encuentren (Snapcode o Snapcódigo).

Justo debajo aparecerá tu nombre, tu nick y tus seguidores.

Y bajo él, tres opciones:

  • Me añadieron (personas que te siguen)
  • Añadir amigos (por nombre de usuario, desde “Contactos”, por “Snapcódigo” —eso que rodea tu cabeza, amarillo, con puntitos negros, te identifica de forma única y se puede escanear—, o mediante la opción de “Amigos cercanos”, que emplea el GPS del teléfono y la red a la que estáis conectados)
  • Mis amigos (son las personas que sigues, básicamente)

Como en otras redes, puedes tener historias públicas y privadas. Estas últimas solo pueden ser vistas cuando tú y tu amigo os seguís recíprocamente.

El papel de las historias en Snapchat

La popularidad —y el número de usuarios— de Snapchat crece exponencialmente y las marcas tienen cada vez más claro que es el lugar donde podrán hacer target en los más jóvenes (¿no era Tumblr? Esto corre mucho…). Como os dije al principio, podéis ver las historias (Stories = unión de snaps) haciendo swipe a la izquierda. Ahí veréis contenido curado por Snapchat basándose en lo que está pasando ahora mismo y en tu localización física.

Empresas como VOX, People, National Geographic o CNN están ahí, esperándote, desde hace meses, y publican historias creadas específicamente para móvil, en vertical y con un formato corto para ser consumidas en cuestión de segundos.

Si haces clic en una historia, la ves. Si sigues pulsando en la pantalla del móvil te moverás al próximo snap que compone la historia. Y si haces swipe hacia abajo, volverás a la página principal de historias.

Cómo tomar snaps correctamente
Cuando estás en la página principal puedes hacer varias cosas:

  • Hacer clic una sola vez para tomar una foto
  • Mantener el botón pulsado para grabar un vídeo
  • Puedes cambiar de cámara (delantera o trasera) incluso en medio de la toma de un snap haciendo una doble pulsación 😉

Trucos divertidos

Al igual que ocurre con Google Hangouts —y otras herramientas similares— puedes añadir una serie de efectos “cuquis” (y horteras) dejando pulsado tu pulgar unos segundos un poco por encima del botón de hacer fotos.

Al momento aparecerá una especie de “máscara 3D” sobre tu cara y, a continuación, verás abajo unos efectos en forma de botón.

Efectos de Snapchat que puedes añadir a tus vídeos o fotos

Efectos de Snapchat que puedes añadir a tus vídeos o fotos

Juega con ellos un ratito y no seas demasiado “insistente” con su uso.

Añade texto, iconos… o la temperatura
Tras tomar tu foto o vídeo puedes hacer clic en el icono de “Texto” (T). Si haces doble pulsación pondrás la letra en negrita, y si haces pinch con los dos dedos tendrás la oportunidad de cambiarle el tamaño. Añade iconos de Emoji o un dibujito con la herramienta del lápiz. ¡Es divertido!

Utiliza el texto para añadir contexto a tu publicación.

Una vez hayas creado tu snap, desliza a la derecha y aparecerán, sucesivamente, la hora, la temperatura y otros efectos. ¿Quieres sumar dos efectos? Deja pulsado un dedo y sigue haciendo swipe hacia la derecha. ¡Tiene muchos trucos!

¿Ya tienes tu snap? Vamos a compartirlo.

Haz clic en la flecha que aparece abajo a la derecha. Snapchat te preguntará si quieres enviarla a uno o varios amigos, o convertirla en historia.

Conclusión

Con este post, que he podido escribir en buena parte gracias a una publicación de Joanna Stern, pretendía aclarar un poco las cosas en torno a Snapchat. Bien por ser un early adopter, bien por deformación profesional, me gusta conocer y probar todas las herramientas de comunicación que pueden ser útiles para los periodistas.

¿Cuándo utilizaría Snapchat? A día de hoy no lo tengo claro. Según iba descubriendo opciones se me ocurrían algunos casos de uso y casi todos pasan por acciones de marketing innovadoras. La autodestrucción de los mensajes es un arma muy potente para emplear el recurso de la “escasez” (“haz algo en X horas o desaparecerá”). Es útil, por ejemplo, para sorteos y acciones donde se fomente el engagement diario (“si no ves algo hoy, no podrás seguir en el concurso”).

El uso periodístico podría estar orientado a crear nuevos formatos como video-reportajes basados en pequeñas piezas donde se pueda incluir al periodista como storyteller en un entorno físico. Es quizás ahí donde se puede encuadrar su uso enfocado hacia los jóvenes. ¿Cómo contarías la crónica de un partido utilizando una historia de Snapchat? ¿O cómo describiríamos un suceso? ¿Y una historia en desarrollo? ¿Cómo mejora la relación con los lectores? ¿Nos podrían contar una exclusiva y desaparecer? ¿Qué pasaría con la fuente?

Es imposible saber qué camino tomará Snapchat y si se convertirá en una herramienta tan útil como dicen, pero lo que es obvio es que a día de hoy es mejor no ignorarlo.

Ah, se me olvidaba, si queréis encontrarme, éste es mi Snapcode:

Snapcode de Javi Padilla (elpady)

Snapcode de Javi Padilla (elpady)

 

Author: Javier Padilla

Share This Post On

4 Comments

  1. Es increíble el crecimiento de esta aplicación. En argentina, y supongo que en todo el mundo jeje, existen hasta canales de televisión que tienen cuentas en Snapchat, pero realmente me llamo la atención la rapidez con la que se viralizo, hace un año atrás eran pocos los que la utilizaban, era más para piratas 😉

    Uno de los últimos rumores que he leído y que me parece completamente lógico, es que Snapchat va a implementar anuncios al estilo Facebook, mejorando los que ya tienen para generar un mayor feedback entre usuarios y anunciantes. Se supone que hasta cambien su algoritmo en base a esto.

    Por ultimo, muy completo el articulo realmente. En mi caso no uso la aplicación, es suficiente con los grupos de Whatsapp, jajaja.

    Saludos.

    Post a Reply
  2. Sin duda es una de las grandes aplicaciones de mensajería, a mi me pasó algo parecido, al principio no me aclaraba de su funcionamiento, pero poco a poco y si te gusta lo complejo pues te vas haciendo con el control y una vez lo tienes, te será difícil no utilizarla, siempre y cuando tus amigos también hayan entendido su funcionamiento.
    Por ahora, en mi caso, la uso a diario, incluso más que whatsapp o skype, y eso es porque aporta cosas nuevas que esas otras apps no tienen.

    Post a Reply
  3. Snapchat me parece una de las redes sociales más dinámicas y divertidas pero sigue dejándome un poco intranquila el que puedan acceder a mis datos desde sus bases y quitarme privacidad. Por eso aconsejo que te dispongas a eliminar tu rastro y así disfrutar sin preocupaciones. Gracias por tu post!

    Post a Reply
  4. La verdad es que es increible como ha sabido calar hondo snapchat entre el público hispano, se usa menos que whatsapp pero su uso se está extendiendo, yo creo que por esos filtros tan chulos que trae, aunque eso si, la curva de aprendizaje de snapchat es mas prolongada que otras aplicaciones de mensajería instantanea.

    Gracias por tu artículo sobre snapchat.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR