Facebook vs Google: Cuando las vivencias superan al contexto

Hace poco más de un año, cuando las acciones de Facebook pasaban por su peor momento, invertí 500€ en acciones de la compañía de Mark Zuckerberg. Era mi primera inversión en bolsa (y, de momento, la última) y mi forma de apoyar ese proyecto. Todos los analistas decían que a la red social más importante del mundo se le había ido el gas, que su publicidad no funcionaba y que los jóvenes preferían Instagram o Snapchat.

A mí, personalmente, Facebook siempre me ha parecido una pequeña obra maestra con muchas posibilidades de cara al futuro. Muchas más que Google, desde mi punto de vista. ¿Por qué? Google ha extendido sus tentáculos sobre el contenido de la web y Facebook lo ha hecho sobre las personas que la utilizan. Continue…

¿Por qué Facebook compra Oculus VR?

“Ellos construyen tecnología para realidad virtual, como el visor Oculus Rift. Te lo pones y te sumerges en un mundo completamente generado por ordenador, como un juego, una escena de una película o un lugar lejano. Lo increíble de esta tecnología es que te hace sentir como si realmente estuvieras en otro lugar con otra persona. La gente que lo prueba dice que es diferente a cualquier otra cosa que han probado en su vida”.

Con esta afirmación, Mark Zuckerberg, CEO y cofundador de Facebook, explica en su perfil lo atractiva que es la empresa (Oculus VR) por la que ha pagado 2.000 millones de dólares (1.450 millones de euros).

Continue…

¿Cómo conseguir tráfico de calidad para tu producto?

El tráfico de calidad es la obsesión de cualquier persona que tiene una página web, una app móvil o cualquier producto que esté en Internet. Da igual que sea un blog, una tienda o un sitio de juegos. Por “calidad”, entendemos “usuarios que convierten”, ya sean lectores, compradores o jugones que no pasan a engordar la tasa de rebote y realizan acciones que nos suponen algún valor.

Crear bien tu estrategia para la captación de tráfico es la diferencia entre triunfar o arruinarte

Crear bien tu estrategia para la captación de tráfico es la diferencia entre triunfar o arruinarte

Tras casi 10 años analizando audiencias en medios, blogs y, ahora, en una web de comercio social como moodyo.com, he podido sacar algunas conclusiones que voy a exponer aquí intentando ayudar a quienes están buscando formas de conseguir una audiencia fiel.

1) El producto
En el 90% de los casos que he analizado, es el fallo para que no llegue el tráfico que deseamos. Continue…

Moodyo en pocas palabras

La capacidad de síntesis es una virtud. Más aún cuando eres emprendedor. La atención de los satélites que se sitúan en torno a tu producto decrece de forma exponencial desde el primer segundo. Y eso es letal cuando esos satélites son inversores.

Ese fue uno de mis primeros errores. Hasta que empecé con Moodyo no había tenido problemas a la hora de definir mis proyectos en Internet. Mis pequeños éxitos se circunscriben al ámbito de las webs informativas. Todas ellas se definen con 5 o 6 palabras perfectamente.

Hay muchas opciones válidas a la hora de definir tu producto de cara al mercado al que quieres dirigirte. Una que me gusta mucho es coger un referente conocido por todos y utilizarlo como espejo con algunas modificaciones. ¡Ojo! Esto hay que hacerlo con mucho cuidado porque puedes resultar peligrosamente pretencioso. Continue…

Quiero aprender a programar y/o diseñar. ¿Por dónde empiezo?

Con bastante frecuencia muchas personas me preguntan cuál es el mejor lenguaje para programar o, en otros casos, qué aplicaciones deben manejar para ser buenos diseñadores. En ambos casos mi respuesta es siempre la misma: “Para empezar, ninguno”.

Yo no soy ingeniero informático (soy licenciado en Periodismo). Así que os contaré el camino que yo he seguido y que, a buen seguro, es mejorable. Programo desde los 6 años y diseño desde los 14. Formación absolutamente autodidacta y por amor a la informática y el arte. Observación, ganas de aprender y muchas (¡¡¡muchas!!!) horas delante de un teclado.

El primer error antes de empezar a programar es elegir un lenguaje de antemano. Antes que nada hay que saber estructurar código de forma general. Es lo que se llama “pseudocódigo”. Más allá, es conveniente saber qué es una variable, por qué se almacena en memoria, qué es la memoria, etcétera.

Grosso modo, el pseudocódigo es un lenguaje a caballo entre lo humano y lo matemático donde se intenta resolver un problema.

Imaginemos que queremos imprimir en un dispositivo (el que sea), diez veces la frase “Quiero aprender a programar”. Al margen de las sintaxis específicas de cada lenguaje, se puede decir que queremos hacer algo así:

-Iniciar programa
-Iniciar variable “Frase”
-Meter en la variable “Frase” el contenido “Quiero aprender a programar”
-Crear un bucle que imprima 10 veces el contenido de la variable “Frase”
-Salir del programa

Si lo hiciéramos en PHP (un lenguaje asequible cuya sintaxis bebe, en cierto modo, del C), quedaría así:

<?php

$frase=”Quiero aprender a programar”;

for($i=0;$i<10;$i++) {
       echo $frase.”<br />”;

?>

Lo segundo, el bloque de código, es algo relativamente fácil de elaborar cuando se tiene claro lo primero. Hay que saber lo que es un bucle, un array, un condicional, etcétera. Con estos conceptos y un cerebro “programático” se construyen aplicaciones cada vez mayores.

¿Hay que saber matemáticas? Sí. Pero no a un nivel muy alto mientras no desees entrar en el mundo de los algoritmos más complejos o, por ejemplo, los lenguajes gráficos que utilizan álgebra de forma intensiva. 

Lo bueno de orientar tu cerebro hacia la programación es que las mentes programáticas tienen, de forma demostrada, mayor capacidad a la hora de descomponer problemas grandes en subproblemas de menor entidad. Eso les convierte en personas más resolutivas. ¡En eso se basa frecuentemente la programación! Ya sea mediante la filosofía “procedural” o utilizando la “orientación a objetos”, al final casi todo se reduce en modular los problemas para hacer pequeños bloques de código que cumplen funciones cuando reciben mensajes. 

De hecho, los buenos programadores (como es el caso de mi amigo y socio @xelagc) despedazan las grandes aplicaciones -como es el caso de Moodyo– en cientos de pequeños bloques que, de una forma que podríamos definir como “temática”, incluyen métodos para realizar acciones relacionadas. Esos pequeños bloques se suelen denominar “clases” (moldes que explican cómo son los objetos que nacen de ellas) y las acciones que se incluyen en ellos son “métodos”. Puede haber una clase orientada a realizar las operaciones de gestión de usuarios en una red social: alta de usuario, baja de usuario, modificación de usuario…

Por lo tanto, al igual que ocurre en otras disciplinas informáticas -o muy vinculadas a ella- como la animación 3D, es muy importante saber descomponer la realidad en figuras “primitivas”. Esas figuras son bloques de código. Y, a menudo, estos son reutilizables con ciertas modificaciones.

¿Un punto de inicio? Por ejemplo, éste http://www.freewebs.com/jojaqui/tads.pdf

Pero hay mil en Internet. Por suerte, hoy en día los recursos para programar son casi infinitos. No nos engañemos, hay que dedicar muchas horas, aprender la terminología, qué es una CPU, la RAM, los hilos de proceso…y, ¿por qué no? Estudiar un poco de historia que es bastante bonita.

Una vez que entendemos lo básico, debemos elegir un lenguaje con el que hacer prácticas olvidándonos de las interfaces gráficas. No queremos pintar nada bonito, solo comprobar que sabemos manejar variables y funciones con soltura. Mi elección personal es el lenguaje C porque considero que, una vez se entiende éste, es fácil portar los conocimientos a otros. 

Sin profundizar demasiado en él, aunque controlándolo lo suficiente, puede ser adecuado elegir un lenguaje como PHP, Java o Python. Huid de las batallas sobre cuál es mejor. Cada uno tiene sus virtudes, sus pros y sus contras. No hay un lenguaje perfecto. Todos son mejorables y para ello trabaja la comunidad que suele estar detrás de ellos.

Facebook está construido en PHP; eBay en Java y Google suele trabajar en Python. Las tres compañías son fuertes así que, con cabeza, con ellos se puede hacer de todo. 

Después tendréis que elegir un sistema de bases de datos (donde se guardan las “cosas” que genera vuestra aplicación y que tienen que ser recuperadas más adelante). Lo mejor es comenzar con MySQL. Y en el caso de los sistemas operativos, Ubuntu es un buen inicio para adentrarse en los sistemas Linux antes de saltar a otros más orientados a entornos de servidor como puede ser CentOS (la versión “gratis” de Red Hat).

Este procedimiento sirve para todo. Ocurre igual con el diseño gráfico. Nadie es diseñador por manejar Photoshop o Illustrator. Ese es un grandísimo error. Antes hay que estudiar proporciones, colores, historia, dibujar MUCHO a mano y observar las 24 horas.

Desde mi punto de vista, y por mi experiencia en el mundo de la empresa, existen programadores y diseñadores que no son ni ingenieros ni licenciados en Bellas Artes. De la misma forma que existen grandísimos periodistas que no se licenciaron en su momento. En Silicon Valley están comenzando a buscar a mentes brillantes. Cerebros con capacidad para ser formados y que ni han pasado ni, probablemente, pasarán por las aulas de Stanford o Harvard. 

Con una actitud de aprendizaje, superación y esfuerzo continuo construyeron sus empresas Steve Jobs, Bill Gates, Mark Zuckerberg y otros tantos. Ninguno finalizó carrera alguna. ¡Y los dos primeros ni siquiera tenían Internet para aprender a cualquier hora de forma gratuita!

Finalmente, para los puristas: que nadie interprete que yo animo a nadie a dejar la universidad. Ser ingeniero es algo maravilloso y te da una capacidad increíble. Lo que yo quiero decir es que esa capacidad, sin “contenido” y actitud, no sirve de nada.

New feature in Moodyo: One click to share lists, items and status in Facebook and Twitter

Hello friends. We’ve added 2 buttons to our site: one has a white little bird over a blue background; the other features only a white “F” over a navy blue background. Of course, Twitter and Facebook are now really integrated in Moodyo.

What are those buttons useful to?

1) You can share an item you’ve just added with your friends and/or followers, in Facebook and/or Twitter, at the same time, with just one click. This also applies to gift lists or status.

2) You can customize the messages to fulfil your needs. We will include everything else: the link to your item, list, status, etcetera.

3) When someone shares one of your public lists you’ll get extra points to be listed in the Top of the Trending Lists.

4) If you are a Trend Setter (or even a shop…), you can promote your public lists with items using Facebook and Twitter. The more people “Sharing” and “Retweeting” your posts, the higher the position your lists will appear.

Hope you find those buttons useful. We’re working on more features that will be available so soon. Stay tuned.

Thank you 🙂

Hey, what about the ROI?

If you’re about to meet a VC firm there’s one thing you should remember: take your timeline and measure the time between the meeting begins and someone from the Venture Capital firm asks for the Return on Investment (ROI) of your startup company. Write down the exact times you get in all the meetings you’d have (of course, you won’t get the money in the first meeting…)

Despite of the fact that all companies -and all VCs, of course- should get some revenues in a medium-time period, an excesive pressure over the team to make them earn money asap would result in a serious damage to the company.

The recent social media history can give us some clues:

-What would be (The) Facebook today if all the VC companies that helped Zuckerberg to build his social empire would have asked for revenues since the first days? It’s very possible that Facebook wouldn’t be earning 4 billion dollars each year now (7 years later) and the company wouldn’t be valued in 100 billion. There wouldn’t be any Skype joint-venture, no “social-boom” and, of course, no 750 million people sharing their lives inside a website.

-What about Foursquare, Twitter and other similar companies? All of those ventures have changed the way we share our lives through digital channels. We’ve moved from the classic “Hi! I’m taking a beer at the corner” SMS to Check-in with the Foursquare App. We instantly share our opinion about a TV show with thousands of people using the same “hashtag” in Twitter.

And, is Foursquare a company offering revenues to their shareholders? Of course not. And it’s been “so long” since they got their first investment. But what can you do when 10 million people -and counting- are using the same app to share their location? Find a way to monetize that. Because when you find the right path, yes, you’re smart: you’ll get all the revenues you’ve been waiting for.

So, does this post means that you’re supposed to look for a VC company offering an “infinite time” to recover their investment? Absolutely not. They put their money to help you and in exchange you’d be commited to do your best to make your company grow as expected and they earn money in a reasonable time.

But never forget this: if you have a good idea and your product is built over strong basis with a good business plan, don’t sell a big piece of it to the first VC company. You need the money but you don’t need anybody destroying your dream (your product).

By the way, I found yesterday an interesting book while reading an article in TechCrunch. “One Book Every Entrepreneur and VC Should Own” is a compilation of advices from Mark Tuster (www.twitter.com/msuster), a man that’s been around since 1999 helping companies…starting by his own enterprise. Reading that book you will get unvaluable information about some concepts that you may know if you’re about to start a negotiation: “Drag along rights”, “Redemption rights”, “2x liquidation preferences”, and so on. I’ve only read a summary, but can’t wait to get it and read the whole thing.

Is Google+ designed to be the 3-in-1 network?

I’ve been tuning my Google+ account to fulfil my needs. And I’ve seen that my circles are not balanced. Most of my contacts are wrapped in the “Acquaintances” circle.

So I’ve come to my first conclusion: In this first stage I’m using Google+ as a Linkedin-like network but without CVs and all that stuff.

What if I would have filled my “Following” circle? Would that be a sign that I’m using Google+ with a Twitter-like philosophy? Maybe.

And What if I…? Yes! I would be using Google+ like I already use Facebook. Nice!

In my opinion Google has tried to build a 3-in-1 social network. You can browse and share what you like, with the group of people you like just toggling to your preferred “Stream” (the Wall) by clicking in the left column filter. Amazing, right? Maybe.

There’s a little problem with that approach. Despite of the fact that our Facebook account works in most of the social sites we visit every day (ok, not in Twitter), giving us the chance to toggle between networks with a pair of clicks, do we want to have our boss, our father, our favorite singer, our wife and our friends in the same network, even in different “streams”?

Because they’re separate… but they’re together at the same time. You can decide not to click on the “Partners at work” circle -that includes your boss’ account, of course- in the weekend. But the true fact is that you have the chance to do it. And it’s not funny mixing the funny story of your friend at the beach with the annoying story of your partner that hates your boss. Both stories are just one click away from each other. In other words, Google+ can turn into one of those flats with very thin walls that gives you the “chance” to hear the reason why your neighbour is angry with his girlfriend…

Let’s see what happens in the next weeks. And yes, this is my first post and I was supposed to write about Moodyo.com because I’m the “CEO” (something that sounds “bigger” of what really means at this point). Well, feel free to visit our new network. There’s one thing for sure: in our social site you won’t have to drag&drop your boss to any circle. Just reject his friendship request and enjoy building your gift lists.